Son numerosas las ventas año a año de las vendas frías específicas para la reducción de medidas tonificando la piel en aquellas zonas que presentas problemáticas de tipo flacidez o celulitis tales como ocurre en muslos, brazos, vientre entre otras.

Muchas veces, el uso de la venda es un buen y necesario complemento cuando con la dieta equilibrada y con el ejercicio no basta. Es en los últimos kilos donde habitualmente nos damos cuenta de que necesitamos una ayuda extra.

¿Qué es la crioterapia?

Esta ayuda, las vendas, se toman como una terapia en frío. Conocida como crioterapia, esta terapia natural provoca una mejora en la circulación sanguínea ayudándose gracias a  la vasoconstricción superficial y a la vasodilatación profunda. Como consecuencia de estos procesos se produce una nutrición en los tejidos y un aumento del metabolismo.

Paralelamente, la venda ajustada produce un efecto llamado elastocompresión que con el frío, ayuda a modelar el cuerpo reduciendo las medidas.

Se aconseja usarlo día sí y otro no. Puede practicarse uno o dos meses seguidos, pero es conveniente estar un mes sin tratar antes de continuar después de un ciclo.

¿Qué beneficios tiene la crioterapia?

  • Eliminarás toxinas
  • Mejorarás tu sistema linfático
  • Reducirás celulitis
  • Reducirás medidas
  • Eliminarás grasa acumulada
  • Combatirás la flacidez
  • Oxigenarás tu piel

 

Sin embargo existen algunas contraindicaciones que deberás tener en consideración antes del tratamiento.

  • Piel sensible
  • Trastornos de presión arterial
  • Trastornos de tipo reumático
  • Enfermedades autoinmunes
  • Cardiopatías
  • Urticarias
  • Diabetes

Habitualmente el tratamiento es caro y por tanto no todos los bolsillos pueden permitírselo. Sin embargo aquí tenemos la solución. Un método innovador: crea vendas frías caseras para reducir medidas, celulitis y tonificar tu cuerpo de una manera sencilla y económica.

Como hemos dicho antes, para obtener mejores resultados deberás utilizar el tratamiento como complemento de una buena dieta y una rutina de ejercicios.

¿Cómo preparar las vendas frías?

  • 1 ml de extracto de toronja, romero o centella asiática
  • 10 cucharadas de mentol en cristal
  • Medio litro de alcohol isopropílico
  • 5 cucharadas o pastillas de 50 gr de alcanfor
  1. Muele el mentón cristalino con el alcanfor hasta que unan en un solo líquido. Añádele el alcohol y el extracto.
  2. Reserva en un envase tapado en un sitio fresco. No tiene por qué ser dentro del refrigerador.

¿Cómo aplicar las vendas frías?

  • Disuelve un vaso del preparado en 1/2 lt. de agua fría.
  • Moja las vendas con la solución y véndate de abajo a arriba con un poco de presión (no demasiada, la suficiente para que no queden sueltas) con ellas; brazos, muslos o la zona que quieras tratar.
  • Envuelve las zonas vendadas con papel de plástico o similar para que no se evapore la solución y espera entre 30 y 40 minutos antes de quitártelas.
  • Por último espera más de 2 horas antes de bañarte.

Te recomendamos que te hidrates tomando unos 8 vasos de agua al día y que lleves una dieta equilibrada. Además es conveniente que evites tratarte cuando estés sudada y evites hacer mucho esfuerzo físico mientras lleves las vendas puestas.

En el caso que te produzca algún tipo de alergia lava bien la zona impregnada y deja el tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.