El amor es un sentimiento que une a la humanidad a través de las épocas. Dondequiera que vivan las personas, no importa la fe que promulguen, hagan lo que hagan, se puede decir con certeza: Hoy en día los amantes pierden la cabeza por los sentimientos, igual que hace miles de años atrás.

Numerosos descubrimientos de los científicos sólo confirman este punto de vista. El hallazgo del que hablaremos hoy es una prueba más.

Las excavaciones en el que encontraron un par de misteriosos esqueletos se llevaron a cabo en el noroeste de Irán. Hace tiempo aquí se encontraba una ciudad bastante grande llamada Teppe Hasanlu.

La gente se estableció allí desde el Neolítico. Varias veces el asentamiento fue destruido en las guerras, pero después los habitantes lo reconstruían de nuevo.

En el siglo noveno antes de Cristo a Teppe Hasanlu le llegó su fin. La ciudad fue capturada por el ejército enemigo, los habitantes fueron asesinados o esclavizados, y las construcciones fueron incendiadas. La gente no volvía a la ciudad desierta, y es por esto que los arqueólogos han descubierto una gran cantidad de cosas interesantes aquí.

El descubrimiento más famoso, sin embargo, fue un par de esqueletos dándose un beso. Gracias al análisis de los huesos se reveló que estas personas murieron en un incendio fatal.

Al parecer, al darse cuenta de que no podrían escapar, los amantes se fusionaron en un beso. Así los encontraron ¡después de tres mil años!

Como puedes ver, a pesar de todos los avances, el amor siempre ha sido igual desde hace decenas de siglos atrás. ¡Y algunos sentimientos son eternos!

¿Te pareció interesante la historia? Compártela con tus amigos.

FUENTE: https://holahola.cc/entretenimiento/95168

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.