Una de las características de toda mujer japonesa es su belleza en el cutis que se la describe como una cara de porcelana porque se parecen a una muñeca.

Ellas saben cuidar muy bien su piel todo lo contrario a la mujer occidental, se cuidan del sol y tienen un truco milenario que por sus propiedades espectaculares se sigue utilizando al día de la fecha y se trata nada más y nada menos que del arroz.

Ellas utilizan arroz de diferentes maneras para el cutis.

Propiedades del arroz

a.- Detiene envejecimiento.

b.- Regenera e hidrata la piel porque es rico en contenido de vitamina “B”.

c.- Ayuda a eliminar las manchas porque es exfoliante.

d.- Es un protector solar natural.

¿Cómo lo utilizan?

Preparan un tónico de arroz de la siguiente manera:

Ingredientes:

2 tazas de agua y 3 cucharadas de arroz.

Procedimiento:

Pones el agua en un recipiente y le agregas el arroz, por un par de minutos hasta que el agua se pone turbia de color blanquecina, ésto es porque los nutrientes del arroz han quedado en agua.

Lo cuelas y lo pones en otro recipiente limpio estando listo para ser usado.

¿Cómo se aplica?

Lo puedes aplicar de dos formas distintas, una de ellas es empapando un algodón con el tónico y aplicarlo directamente en el rostro.

La otra es con una hoja de papel de cocina le haces dos agujeros para los ojos y otro para la boca, lo mojas con el tónico y la dejas secar por 30 minutos para que el rostro absorba todos sus nutrientes.

También aprovechan el arroz para hacer un Hidratante de rostro

Ingredientes:

Una taza de arroz, 4 gotas de aceite de palmarosa y un vaso de agua.

Dejas reposar el arroz dentro del agua por 10 minutos, notarás que se pone de color blanquecina, la calientas un poco y le agregas las cuatro gotas de aceite de Palmarosa, lo revuelves bien y la guardas en un frasco de vidrio en el refrigerador, ten en cuenta que no lo puedes tener más de una semana.

¿Cómo aplicar el hidratante de arroz?

Empapas un algodón con el tónico y lo aplicas directamente en el rostro, lo dejas actuar por 20 minutos y luego secas suavemente tu rostro para no quitar los nutrientes de la piel y aprovecharlo por completo. Si tienes la piel demasiado seca para terminar aplica una crema hidratante 3 a 4 veces a la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.