Quien quiera que vea hoy al adorable Ryan Morse no vería más que un encantador y sonriente niño, pero su vida ha sido muy dura debido a que durante 7 años estuvo muriendo de hambre. Tan sólo pesaba 3 kilos y medio, su cuerpo se llenó de vello como resultado de la desnutrición y sus músculos estaban atrofiados.

Ryan sufría el síndrome de realimentación, que significa que tenía problemas para que su cuerpo ingiriera alimentos. También tragaba aire para sentirse lleno y regurgitaba la comida para imitar que comía y mantenerse con vida. Esa era la forma a la que su cuerpo estaba acostumbrado a funcionar.

En marzo de 2016, la sonda con la que había sido alimentado cuando lo hospitalizaron, pudo ser sustituida por un tubo y así logró ganar peso.

FUENTE: http://www.upsocl.com/mundo/paso-hambre-durante-7-anos-en-un-orfanato-hasta-que-fue-adoptado-un-ano-despues-esta-irreconocible/?utm_source=FBppal&utm_medium=Facebook&utm_campaign=fb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.