El saco que contenía los restos del animal fue encontrado flotando en el río a la altura de Motilleja (Albacete)

La Guardia Civil ha detenido en Albacete a un joven de 21 años, que mató a su perro a golpes y arrojó su cuerpo metido en un saco de plástico al río Júcar, en el que fue encontrado por un pescador. El saco que contenía los restos del animal fue encontrado flotando en el río a la altura de Motilleja (Albacete) por un hombre que comunicó el hallazgo a la Guardia Civil, según ha informado hoy en una nota de prensa la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

Hasta el lugar se dirigieron agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), así como agentes medioambientales de la Junta de Comunidade, que comprobaron que se trataba de un perro de la raza american staffordshire terrier, que estaba en avanzado de descomposición. Su cuerpo fue trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Albacete para la realización de necropsia y determinar las circunstancias de su muerte.

El informe de la necropsia determinó que la muerte del perro se produjo a consecuencia un fuerte traumatismo craneoencefálico y que el animal presentaba varios golpes en la zona craneal, supuestamente ocasionados con un objeto contundente.

Tras averiguar la identidad del propietario del perro, los agentes del Seprona lo localizaron y lo detuvieron como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos. El detenido, junto con las diligencias instruidas fueron entregados en el juzgado de Instrucción número dos de Albacete.

Contenido generado a través de Efe si quieres leer la nota completa:  larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.