Este vídeo hará que la próxima vez que compres algo en una tienda al por mayor lo veas de forma muy diferente.

Los seres humanos hemos ido desarrollando súper adaptaciones para combatir la infinidad de bacterias y virus que poblan nuestro mundo. Adicionalmente, los antibióticos y vacunas nos han ayudado mucho ha sobrevivir a estos ataques microscópicos que fácilmente se pueden llevar una vida.

Parte de esa adaptación es la adquisición de hábitos de higiene que nos libran constantemente de enfermarnos, pero tenemos un gran factor en contra y que se ha convertido en preocupación al rededor del mundo: el comercio a gran escala. Son tantos los germenes que se transmiten desde todas partes del mundo a causa de este tipo de comercio que cualquiera se asustaría con las cifras y ni hablar de la gran cantidad de personas que tocan los artículos cuando llegan a un almacén. Esta cadena larguísima de suministro hace que los productos que compramos estén altamente contaminados.

No todos sabemos eso y podemos pensar que como están nuevos, están limpios, no es así. Esa realidad la tuvo que descubrir esta madre pagando por ello un alto precio.

Ella estaba de compras en un almacén gigante en donde venden artículos en enormes cantidades y variedad, una gran superficie. Allí vio una mantita ideal para cubrir a su bebé, no se resistió al antojo y la compró. Como la manta no estaba en contacto directo con el bebé, sino que lo cubría por encima de la ropa, no consideró necesario lavarla. El bebé parecía estar muy a gusto envueltito en la caliente cobija. Al cabo de tres días el niño se enfermó gravemente y murió.

Los médicos hicieron un examen a la ropa del niño, incluyendo la manta y descubrieron que allí se alojaba una mortal bacteria que fue la responsable de su fallecimiento. Ahora la mamá de este pobre bebé se dedica a crear conciencia de los peligros que existen en los objetos de los supermercados debido a su contaminación y hace un llamado para que siempre, siempre se lave y se desinfecte muy bien cualquier artículo nuevo, más si tienes niños pequeños.

Esperamos que esta madre no sea juzgada por su error, pues a cualquiera nos ha podido pasar y por el contrario agradezcamos su valentía de contarnos su caso.

Mira en el vídeo a continuación detalles de como ocurrió esta tragedia y compártelo para que otros padres estén prevenidos sobre el riesgo de no lavar todo aquello que compramos.

FUENTE: http://www.mujeres.tips/compro-una-manta-bebe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.