11 ALIMENTOS PELIGROSOS QUE PRODUCEN CÁNCER

La mejor solución a un problema es la prevención, y es que un problema tan grave como resulta padecer cáncer, se puede prevenir en un 70% de los casos. Para ello te mostramos 11 alimentos peligrosos que producen cáncer.

Según la página web del Instituto Americano del Cáncer, los investigadores determinan que entre un 60 y un 70 por ciento de los casos de cáncer pueden ser prevenidos simplemente con cambios en la dieta y en el estilo de vida. Estos cambios no sirven únicamente para prevenir el cáncer, sino que también te ayudarán a prevenir muchas otras enfermedades y a encontrarte en un mejor estado de salud.

Azúcares refinados

Se han encontrado relaciones entre el consumo de azúcar refinado y las enfermedades del corazón conjuntamente con altos niveles de triglicéridos asimismo de altos niveles de grasa en sangre, inmunodepresión, obesidad, etc. Además, cabe destacar que las células cancerosas se benefician de él.

Harinas blancas

El principal problema de las harinas blancas empieza en el cultivo, ya que los pesticidas y fungicidas están presentes tanto en la plantación como en el almacenaje. Además son expuestas a oxido de cloro para lograr así un aspecto más blanquecino. Así el resultado final termina siendo un consumo muy elevado de tóxicos para lograr un consumo muy bajo de nutrientes y compuestos saludables.

Alimentos procesados

Por regla general, los procesados suelen contener grandes cantidades de harinas blancas y azúcares refinados, además de contener otros tantos compuestos poco saludables, como colorantes, aromas, aceites, etc.

Soda y bebidas “para deportistas”

Las bebidas energéticas, los refrescos y otros similares contienen muchísimo azúcar, aspartamo, jarabes de maíz con alta cantidad de fructosa… Todos estos compuestos acaban ocasionando un efecto negativo en la asimilación de minerales y vitaminas que tanto intentamos  que formen parte de nuestra dieta.

Pescado cultivado

El pescado de las piscifactorías puede contener piojos de mar, lo que obliga a estas “granjas marinas” a usar pesticidas. Además los peces de estas piscifactorías tienen un elevado riesgo de contener cantidades de carcinógenos de PCB, motivo por el cual les tienen que subministrar antibióticos.

El mercurio que encontramos en los alimentos marinos ya deja dudas sobre que pescados son saludables y cuáles no, evita siempre que puedas el consumo de pescado cultivado.

Curados y ahumados

Los alimentos ahumados (como puede ser el salmón) y los curados (jamón, quesos…) deben aguantar mucho tiempo sin que se pongan malos. Es por ello que contienen nitritos y nitratos para conservarlos. Éstos al cocerse, producen compuestos que están asociados a un mayor riesgo de padecer cáncer.

Palomitas de microondas

Para evitar que el aceite de las palomitas traspase el envase ensuciándolo todo, le añaden PFOA y PFOS dentro de los envases de palomitas de microondas. Es por ello que son consideradas poco saludables, ya que estos dos compuestos contienen azúcares y harinas blancas, además de aceites, aromas y otros.

Proteína aislada de la soja

La soja es uno de los alimentos mayormente corrompidos de la historia, ya que mientras se trata de un alimento muy saludable y recomendado, la mayor parte de la soja ha sido modificada genéticamente. Es más, la proteína aislada de la soja alterada genéticamente puede dificultar la adecuada capacidad para asimilar nutrientes y digerir alimentos.

Aceites hidrogenados

Las grasas trans o aceites hidrogenados no se encuentran en la naturaleza, sino que han sido fabricados con el fin de que los alimentos que los contienen tengan una mayor duración. Existen relaciones entre un consumo de grasas trans y una sobre actividad del sistema inmunológico. Además, también se relacionan con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes.

Carne a la parrilla

El problema principal de consumir carne a la parrilla es la producción de HAP producida por una mala combustión de madera o carbón. El HAP es un compuesto carcinógeno.

BPA

El BPA está asociado a las resinas para latas y los plásticos duros que forman parte de una gran cantidad de envases alimentarios. Estudios realizados han relacionado el consumo de BPA con la obesidad, la diabetes, e incluso la infertilidad. Es por ello que te recomendamos que siempre que compres comida envasada te fijes en si lleva la etiqueta: “Libre de BPA”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba